Aline Kuppenheim

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Aline Kuppenheim

Mensaje por Lemos el 3/8/2008, 01:58



Aline Kuppenheim:
"No me gusta posar de víctima... la vida tiene que seguir"


Aline en escena de la pelicula La Buena Vida. Más informaciones en:
www.labuenavidapelicula.cl

Después de un año alejada de la televisión y dedicada sólo a su compañía teatral, Aline habla de "La Buena Vida", la nueva película de Andrés Wood, que la próxima semana la traerá de regreso a la pantalla grande. Con madurez y tranquilidad, revisa su vida como madre, sus momentos de soledad, y la reciente muerte de su pareja, el italiano Renzo Melai, en un accidente de tránsito.

Por JUAN LUIS SALINAS T. Fotografías: RODRIGO BARRIONUEVO. Producción: MACARENA MATTE.

Antes de encender su primer cigarro, Aline Kuppeheim titubea, baja la mirada y se queda en silencio. Lentamente deja la cajetilla sobre la mesa y toma un rápido sorbo de su taza de té. Mientras en su boca se dibuja un gesto irónico, no puede evitar el comentario: "Esto parece la perfecta escena de una entrevista. Es como si la hubiéramos ensayado. Estamos conversando en un café, el día está nublado, estoy con la cara lavada y, para colmo, llegué atrasada. Qué más se puede pedir, estoy cumpliendo con todos los clichés con que acostumbran a describir a las actrices que quieren hacerse las divas".

Está en lo correcto. La situación parece estudiada. Pero antes de responderle con otro comentario irónico, ella se encarga de aclarar que todo es absolutamente circunstancial. Y lo hace punto por punto. "Llegué atrasada porque me perdí buscando la dirección; nunca me ha gustado maquillarme, y el cigarro, al igual que el clima, es algo que no puedo manejar. Las entrevistas me ponen nerviosa, y para relajarme necesito fumar. Sé que es una mala costumbre, y mucho peor hacerlo en la mañana", explica, serena y culpable al mismo tiempo.

Aunque tenía programado salir temprano a la playa con su hijo Ian ( 8 ) para pasar las vacaciones de invierno, la actriz cambió su viaje para la tarde y aceptó bajar de su casa en la Comunidad Ecológica de Peñalolén para conversar en este café del barrio El Golf. "La Buena Vida", la nueva película de Andrés Wood, es la excusa para que momentáneamente supere su fobia a las entrevistas y tenga que inhalar tabaco antes del mediodía.

En la cinta, que debutará la próxima semana en los cines y que está construida en base a tres personajes solitarios que se entrecruzan en Santiago, Aline Kuppenheim ( 38 ) tiene uno de los roles principales.Encarna a Teresa, una sicóloga que enseña a las trabajadoras sexuales las normas básicas para cuidar su salud; que tiene que lidiar con una hija adolescente (Manuela Martelli) que no tiene amigos, y también apoyar a un ex esposo que no consigue trabajo y a quien todavía ama.

"Es un personaje muy interesante que, al igual que los otros de la película, refleja mucho de lo que pasa ahora en Santiago. Como ella, hay muchas madres separadas que se hacen cargo de sus hijos, que se transforman en mamá y papá y al mismo tiempo están muy comprometidas con su trabajo...".

–¿Alguna similitud con su vida personal?

–No. Puede ser que compartamos el hecho de estar separadas, pero nada más. De partida, ella es una mujer mucho mayor que yo, es muchísimo más medida y vive en un universo más duro que el mío. Está a cargo de una hija adolescente, algo que todavía no me sucede. Y además mantiene una relación bastante complicada con su ex marido, lo que afortunadamente tampoco sucede en mi caso.



Exactamente hace dos años, Aline se separó del actor Bastián Bodenhöfer. La pareja estuvo unida por ocho años, fueron padres de Ian y entre 2000 y 2002 vivieron en París, donde Bodenhöfer fue designado como representante cultural por Ricardo Lagos. De vuelta en Chile se instalaron en la Comunidad Ecológica de Peñalolén, donde hoy son vecinos.

Cuando en junio de 2006 los rumores de su separación aparecieron en la prensa, ambos evitaron comentar el tema. Especialmente Aline, quien decidió tomarse en serio su imagen de mujer hermética y distante. La misma que ahora, comenta, sólo es un prejuicio de quienes no la conocen. Pero en ese momento prefirió asumirla. No sólo se negó a hablar; tampoco asumió ni desmintió la noticia cuando se hizo pública, y la prensa comenzó a llamar hasta a sus vecinos para consultarles si seguían juntos.

–Fue muy desagradable. No tenían derecho a invadir mi vida personal de ese modo o violar nuestra intimidad con el pretexto de que a la gente le interesaba. Yo no estoy de acuerdo con eso, hay cosas que deben respetarse y permanecer dentro de un círculo privado. No es llegar y entrar por la ventana de una casa o acosarte con llamadas telefónicas para que le cuentes tu vida sólo porque eres relativamente conocida. Especialmente cuando mi gran preocupación era que nuestro hijo no se incomodara, no agregarle otros problemas dentro de lo que estaba pasando –cuenta la actriz, mientras mantiene cruzados los brazos. De improviso, su figura adquiere una rigidez que denota la incomodidad que aún le provoca el tema.

Se queda en silencio. El segundo cigarro ya está encendido.

Para Aline Kuppenheim –hija única, nacida en Barcelona, criada en Francia y llegada a Chile a los 10 años con su mamá, luego de la separación de sus padres–, la tranquilidad de Ian siempre ha sido su gran preocupación.

–La separación de mis padres fue muy radical, muy diferente de nuestra ruptura con Bastián. Que lo que yo viví no se repitiera ha sido buenísimo. El peso lo hemos llevado nosotros, y no Ian. Siempre he creído que el peor error que pueden cometer los padres, yendo de lo particular a lo universal, es utilizar a los hijos para mantener una relación, como anzuelo para manipularse entre ellos. Los adultos medianamente razonables e inteligentes, lo mínimo que tienen que hacer en estas situaciones es asumir las cosas con coraje y paciencia para proteger a sus hijos.

–¿Así ha sido su caso?

–Claro, porque tratamos de que todo ocurriera naturalmente. Los dos hablamos con él y le explicamos lo que estaba pasando. Al comienzo no fue fácil, porque ningún niño tan chico entiende rápido estas situaciones. Para ellos las cosas no son tan lógicas y fáciles de procesar. No manejan los datos, los detalles y tampoco tienen por qué conocerlos. En ese sentido nosotros supimos actuar bien y civilizadamente, y creo que le bajamos tanto el perfil a nuestra separación, que al final no fue negocio para nadie y nos dejaron tranquilos.

–¿Pero entre ustedes hay tranquilidad?

–Por supuesto, con Bastián seguimos siendo muy cercanos, él vive casi al lado y con Ian se ven mucho, incluso lo acompaña hasta a las grabaciones.



A medida que comienza a hablar de su hijo, la actriz se muestra más cómoda. Más suave. Comenta que a sus ocho años es un niño muy maduro. "Pese a todo lo que ha pasado, él se ha dejado criar bastante bien y siempre se ha mostrado muy seguro. Igual reconozco que no es muy obediente en cosas simples, tengo que pedirle diez mil veces que no camine a pata pelá por las baldosas. Pero en las cosas más esenciales, me sorprende por su claridad.

–¿Qué espera de él?

–Lo único que quiero es que las decisiones que tome en su vida las asuma con responsabilidad, con seriedad. Me da lo mismo la profesión que elija, pero que lo haga bien, responsablemente, con ganas y que sea feliz. Si quiere ser hippie, hacer joyas en la playa, que haga lindas cosas y no se dedique a tontear simplemente. Puede sonar cliché, pero es lo que siento.

–¿Entonces no se plantea como una madre sobreprotectora?

–No, creo que he sido lo más generosa que puedo y le he dado la libertad que creo tiene que tener para su edad. Como madre simplemente pongo los límites que considero lógicos. Creo que cualquier madre razonable sabe cuáles son las cosas que un niño puede hacer o procesar de acuerdo a su edad. En mi caso yo tuve la fortuna de que mi madre siempre me educó con reglas, pero al mismo tiempo me dio la libertad para elegir mi camino. Supongo que si hubiera considerado espantosa mi opción de dedicarme al teatro, yo habría tenido una reacción más rebelde y hoy sería otra persona, más infeliz, menos realizada.

–¿Ian se parece a como era cuando niña?

–Un poco, yo también fui una niña madura, pero como era hija única era algo más solitaria. Ian, al tener otros hermanos más grandes, del anterior matrimonio de Bastián, es más sociable. Yo, en cambio, siempre fui más retraída.

La soledad es un tema recurrente en las entrevistas de Aline. Cuando intentan retratarla, terminan catalogándola como una mujer distante; incluso la han tachado hasta de huraña. A la actriz no le gusta. Dice que es una imagen creada por los medios. Y como ella es quitada de bulla, quienes no la conocen la asumen como algo real.

–Supongo que como no tengo ninguna característica vendible, entre comillas, cuando aparecí en la tele hace 17 años fue más interesante presentarme como la chica francesa, sola y enigmática. Y lo entiendo, a la gente le han enseñado a no imaginar a los actores como personas normales.

–¿Pero cuál es su relación con la soledad?

–A ver, yo tengo una muy buena relación con la soledad porque la conozco desde siempre. Me crié con mi mamá, mi padre siempre ha estado lejos y los pocos familiares que tengo están en Francia. Pero eso no significa que me guste o la busque; al contrario, me encanta estar acompañada. Me muero de pánico con la idea de convertirme en una ermitaña. Me gusta ver a mis amigos y conocer gente.

–¿Y tiene muchos amigos?

–Los suficientes. No sé sin son muchos o pocos, pero son buenos amigos. La mayoría son actores como la Loreto Moya, que es casi mi hermana; también la Paola Giannini y la Amparo Noguera... Pero creo que no es relevante dar más detalles sobre el tema, la amistad es bien parecida al amor, uno a veces tiene suerte de encontrarla, otras veces no.

–¿Pero nunca ha usado la soledad como una forma de protegerse en los momentos malos?

–A lo mejor, no sé, no he hecho ese análisis. Pero sí creo que estar sola es una situación necesaria a veces. No sé si por protección o introspección. La veo como un período de silencio suficiente para poder ordenar desde las emociones hasta las ideas... Pero, aclaro, cuando me sucede eso no estoy llorando ni amargándome.

–¿Ni siquiera ante cosas dolorosas?

–Es esos momentos hay que soportar esos embates y salir adelante. No me gusta posar de víctima, porque siempre la vida tiene que seguir...

Apenas termina de hablar se queda en silencio. Hace un mes, en un accidente de tránsito, murió el italiano Renzo Melai, con quien estaba en pareja desde hace un año. Igual como hace dos inviernos, cuando enfrentó su separación, no contestó ninguna de las llamadas de los periodistas y se refugió con sus amigos.

–Actué como lo haría cualquier persona frente a una situación como ésta... Que no hable de lo que pasó es algo que, supongo, la gente sabrá entender.

Su relación con Melai no era un secreto, pero había pasado inadvertida por la prensa. Él tenía 38 años y era guía de turismo aventura en las disciplinas de trekking y montaña.

–Lo que más molesta de esta situación es que las notas periodísticas que tenían errores de información, porque ninguno de mis amigos habló del asunto. Es algo que agradezo. Renzo no tenía nada que ver con la televisión y por lo mismo su muerte era un asunto privado. No entiendo cómo la nota de su muerte apareció en la página de entretención de un portal de Internet. No quiero que la gente me diga frases para el bronce. Sé que lo hacen con buena intención, pero no es agradable andar por el supermercado y que se te acerquen a darte las condolencias.

–¿Y ahora cómo se siente?

–Hay un dolor de amor ahí fuerte. Pero estoy bien. Sé que las cosas cambiaron, que hay mucha pena, pero te repito, la vida sigue y hay que enfrentarla. El dolor te hace crecer, mirar las cosas de otra forma, te dejas de preocupar de tonteras y aprendes a disfrutar el estar tranquilo.

Aline apaga su tercer cigarro y nuevamente enciende otro. No quiere seguir hablando. Es hora de salir a buscar a Ian y partir a la playa.


Fuente: Revista Ya/El Mercurio
Fecha: 29/07/2008


Última edición por Lemos el 3/8/2008, 23:54, editado 1 vez

Lemos
Admin

Cantidad de envíos : 124
Fecha de inscripción : 11/06/2008

Ver perfil de usuario http://essasmulheres.forolatino.tv

Volver arriba Ir abajo

Algunas fotos de esta bella actriz...

Mensaje por Lemos el 3/8/2008, 02:31




Fuente: tvn.cl

Lemos
Admin

Cantidad de envíos : 124
Fecha de inscripción : 11/06/2008

Ver perfil de usuario http://essasmulheres.forolatino.tv

Volver arriba Ir abajo

Re: Aline Kuppenheim

Mensaje por Sibel el 29/1/2009, 13:43

Muy buenas las fotos Lemos...
La mía es chiquitita pero cumplidora, ése es mi lema, jajaja



Sibel

Cantidad de envíos : 351
Edad : 41
Fecha de inscripción : 11/06/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Aline Kuppenheim

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 04:02


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.